La dicha se materializa en el Teatro Pavón de Madrid que ha reaparecido con el apellido Kamizake, nombre de la compañía de teatro que ha encontrado un lugar donde llevar la experiencia teatral más allá de la función.

El añadido no pude ser más acertado porque, sin duda, es una empresa suicida hacerse cargo de un teatro en un contexto de acoso y derribo a la cultura y si, además, las intenciones artísticas están alejadas del teatro fácil y acomodaticio.

La compañía Kamikaze ha ideado un proyecto integral en la que la relación con el público continúa una vez que baja el telón. Esto se traduce en lecturas, conferencias y charlas entre actores, directores y espectadores. Esta propuesta global se completa al abordar todas las facetas relacionadas con el mundo de la tramoya.

Origen: El Teatro Pavón Kamikaze: donde el teatro sigue después de la función – Yorokobu