SIN TABÚ PORQUE TENEMOS DERECHO A SER FELICES

El tabú del derecho a ser feliz

Un masaje para alentar la sexualidad y aún en el caso de sufrir una discapacidad el sexo está muy presente en la vida de cualquier persona. Para bastante gente, es fácil llegar a pensar que no se tiene el mismo derecho a gozar de una sexualidad plena. O al menos que no todo el mundo lo tenemos igual para acceder a la sexualidad plena. El tabú no solo ronda la idea de usar vibradores anales o esconder el hecho de que te guste el BDSM, pues aceptar que todo el mundo, con independencia de si se es gordo, flaco, joven o viejo, discapacitado o no, piensa en sexo y quiere sexo, no es tan habitual como debiera ser.

Cuesta cambiar de pensamiento. A eso se dedican expertos que comentan que el sexo es conexión. Un roce, una conversación erótica. Para algunas personas es escapar de la silla de ruedas y sentirse «como si midiera 1,80». Una inyección de seguridad y autovaloración a la que tiene ingreso dificultado un diez por ciento de la población en España. Charo conoce de cerca los prejuicios sobre la sexualidad en la discapacidad. A lo largo de la investigación para su proposición doctoral, se entrevista con varias personas que por su discapacidad física tienen dificultades para acceder al deseo sexual.

Mientras, las mujeres se enojan en privado por los costos de algunos fármacos, y las farmacéuticas pudieron aumentarlos sin que haya quejas públicas en parte porque el tema de la vagina y la vida sexual de las mujeres sigue siendo mayormente un tabú. Parece que las mujeres no van a rebelarse y decir: ‘Mi vagina está seca y no quiero abonar entre 2000 y 3000 dólares al año'”, ha dicho Lauren Streicher, directora médica del Centro Médico Northwestern de Medicina Sexual y Menopausia.

Los aumentos son la consecuencia de acuerdos a puerta cerrada. Tanto las farmacéuticas como las compañías administradoras de medicamentos y las empresas de seguros desempeñan un papel y consiguen ganancias. Las farmacéuticas establecen costos más altos por la manera en que venden su medicamento a las empresas de seguros. En vez de sugerir una rebaja por adelantado, las farmacéuticas abonan reembolsos posteriores a las ventas, los cuales se negocian con las compañías administradoras de medicamentos, como CVS Health o Express Scripts. Las administradoras se quedan con un porcentaje de esos reembolsos. Y en la mayoría de los casos no se distribuyen a los clientes, dando pie a un atractivo perverso para sostener altos los precios. Y esto sigue siendo un problema para la sexualidad de la mujer madura, y gracias a que sigue siendo, de algún modo, un tabú el sexo en la mujer madura. 

Los representantes de las farmacéuticas dijeron que, en la mayoría de los casos, los costos de sus productos son cubiertos por las empresas de seguros y que dan respuesta a los pacientes que no tienen la posibilidad de pagarlos. Es mentira. Son medicamentos que muchas mujeres tienen que tomar a lo largo de años. Esto pasa, sobre todo, en países en donde la salud es un cruel negocio, como Estados Unidos. Hanson, quien vive en San Francisco y tiene 71 años, recurrió a buscar su medicamento en el extranjero a un valor de cerca de 80 dólares por un suministro de tres meses. Absurdo.

SIN TABÚ PORQUE TENEMOS DERECHO A SER FELICES

¿Qué es un tabú?

Seguramente en muchas oportunidades has oído nombrar la palabra tabú relacionada con algunas prohibiciones. Prácticamente todas las sociedades tienen o tuvieron tabúes. ¿Qué es un tabú? ¿Cuál fue el primero?

Un tabú se define en la actualidad como aquella “conducta moralmente inaceptable por una sociedad, grupo humano o religión”. El término tabú nos llega de las lenguas polinesias y “tapú” o “kapú” tiene un concepto próximo a “sagrado”, “prohibido”, “inviolable”, “sucio” o “maldito”. En esas sociedades se designaba aquello que los “no consagrados” tenían contraindicado tocar o llevar a cabo por su carácter sagrado y si lo hacían cometían un sacrilegio.

El respeto de los tabúes se sostiene comúnmente por el miedo. El que transgrede alguno es castigado. En las sociedades primitivas el culpable podía hallar la muerte, perder sus cultivos, tener accidentes, etc. y hoy en dia pueden ser condenados al ostracismo popular. Hoy en día el término “tabú” se usa para aquel tipo de acto, hecho o actuación que está contraindicado y que de alguna forma tiene un trasfondo que evoca la violación de algo sagrado, pero no se queda en el limite de lo religioso o espiritual.

En el ámbito sanitario patologías como el sida, el cáncer y también nuestra muerte pueden ser considerados como tabúes para bastantes sectores sociales y entre los comestibles el cerdo lo es en varias religiones. ¿Cuál fue el primer tabú? La mayoría de antropólogos piensan que el primer tabú de la raza humana fue la endogamia, osea el tener relaciones sexuales con gente de nuestra familia. Este evolucionaría en el tabú del incesto. En la actualidad es una ley prácticamente universal debido a que en la mayoría de sociedades están prohibidos tanto los matrimonios como cualquier clase de unión entre personas cosanguíneas.

PARA ESCRIBIR ESTE POST ME HE BASADO EN MIS CONCLUSIONES DESPUÉS DE HABER ESTUDIADO LOS SIGUIENTES TEXTOS: Totem y Tabu de Sigmund Freud, Proyecto tabú: Todas nuestras fantasías sexuales al descubierto de Georgina Burgos Gil, Tabú: Romance y Erótica con el Actor P*rno (Novela Romántica y Erótica de Clara Montecarlo