Ethan y su equipo asumen una misión más imposible aún, la erradicación de la Sindicatura, una organización maligna internacional, que quiere destruir al FMI.