Arte y cultura de la multipropiedad, más que futuristas, como proindiviso

¿Cómo es vivir en la cultura de lo compartido? El arte y cultura de la multipropiedad, son cosas más que futuristas.

La cultura del compartir es, en realidad, una hermosa comunidad de tiempo compartido en la que el tiempo que se dedica a un miembro puede dedicarse a otro. Pero hagamos un poco de ficción… Imagina que vives en un lugar en el que ya no habrá ricos ni pobres y todo el mundo tendrá simplemente su tiempo libre. No habrá ostentación de posesiones materiales cuando las pertenencias de todos estén a disposición de todos. Como cuando compartes una herencia y tienes que buscar empresas compra proindiviso para dejar de compartir la propiedad heredada, pero… Podrás tomar prestados tus libros favoritos de la biblioteca de la comunidad, podrás ojear el álbum familiar de tu vecino mientras estás de viaje o podrás utilizar la bicicleta de tu amigo para hacer un recado rápido por la calle sin tener que preocuparte de cerrarla bien.

Vivir en una civilización de tiempo compartido será más cómodo y más social que hoy. Los viajes espaciales no siempre fueron prácticos, pero en el futuro, cuando el soporte vital sea lo suficientemente bueno como para mantenernos vivos fuera de la atmósfera terrestre, más gente querrá hacerlo. Lo mismo ocurrirá con el tiempo compartido.

El tiempo compartido

Fue una idea sostenida por unas pocas décadas. Luego, a finales de los sesenta y principios de los setenta, se convirtió en el núcleo de un movimiento, el hippie. Hoy en día, todo el mundo que utiliza un ordenador da por sentado que el uso del ordenador es tiempo compartido. No se han parado a pensar en lo revolucionario que es esto. Es el mayor cambio desde que la caza y la recolección dieron paso a la agricultura y las ciudades. La invención del transporte barato y de alta velocidad permitió a la humanidad cubrir el mundo; cuando los ordenadores sean tan rápidos como nuestros cerebros será posible subir nuestros mentes a la red, trascendiendo por fin la biología.

El software actual se desarrolla en una atmósfera de abundancia y, como resultado, hay quien asegura que el arte y la cultura de compartir están desapareciendo. Pero la tradición en UNIX, por ejemplo, es compartirlo todo.

Veremos quizás escenas típicas del retrofuturismo de los años sesenta, los maridos y las esposas intercambiando detalles de sus trabajos -sus vidas, de hecho- normalmente en una sala de telefacsímil (sala de televisión). Alquilan el tiempo en el ordenador familiar a los ‘crashers’… Grupos de hombres y mujeres se desplazan a lugares remotos del mundo en busca de nuevos «tiempos compartidos», que son necesarios ya que cada vez más familias deben vivir en viviendas multigeneracionales… ¿Es un futuro perfecto?

El arte y la cultura de la multipropiedad vuelven a ser «cool». Si tienes más de un millón de dólares para gastar, puedes ser copropietario de una casa de lujo en la mejor zona del sur de Estados Unidos.

Screenshot 3 1

Es el nuevo Airbnb que arrasa en Silicon Valley.

El arte y la cultura de la multipropiedad son lo nuevo «cool» en Silicon Valley. Si tienes más de un millón de dólares para gastar, puedes ser copropietario de una casa gracias a una nueva startup del Área de la Bahía.

Pero mejor futuro nos esperaría si tecnólogos, artistas e inversores unieran fuerzas para alterar el futuro de la vivienda. Estaríamos a las puertas de un nuevo paradigma que estaría cambiando no sólo cómo vivimos y compartimos el espacio, sino también las identidades que conforman nuestro sentido del yo. Los artistas estarían liderando la innovación en el sector inmobiliario creando experiencias que difuminan la línea entre el arte y la vida misma.

Así como hay un arte de bien hablar, existe un arte de bien escuchar.

Epicteto de Frigia (55-135) Filósofo grecolatino.

El concepto de tiempo compartido funciona y ha demostrado su éxito en los EE.UU. El Reino Unido, Italia, Alemania, etc. Y con el desarrollo de villas por Pacaso en Marbella, Nueva Andalucía y Puerto Banús, se crea una nueva revolución en el sector inmobiliario en Marbella.

La exclusiva, lujosa e impresionante villa de lujo combina la arquitectura más contemporánea con un estilo digno de Instagram, con el fin de ser una «musa del diseño del hogar» para cada uno de sus propietarios.

El aumento de la competencia y la crisis financiera han llevado a los promotores a buscar nuevos modelos de construcción y compra. Su objetivo: ofrecer más y mejor a los clientes, a pesar del difícil contexto económico.

Al tratarse de una alternativa para la gente más rica del mundo moderno, como ocurre con muchas ideas progres nuevas, se empieza a ver con desconfianza.

En un futuro en el que la Tierra está plagada de superpoblación, veremos lógico que los humanos creen «multipropiedades» para sobrevivir y escapar de su realidad. En un estilo retrofuturista de los años 60, estos tiempos compartidos son utilizados por personas de todo el mundo. Podría ser la historia de dos parejas en multipropiedad que viven en viviendas multigeneracionales.

Screenshot 5 2

¿Qué ha ocurrido?

El arte y la cultura del tiempo compartido han alcanzado un nivel extremo. Parece que eso es exactamente lo que ha ocurrido. Si un viajero en el tiempo fuera a la Aldea del Sol de 2070 y hablara con un habitante, tal vez no se daría cuenta de que algo ha cambiado.

Screenshot 276

¿Lo viejo y lo nuevo en el año 2062?

Lo viejo, en este caso, es la idea de una familia en régimen de multipropiedad que pasa las vacaciones junta. Lo nuevo es el hecho de que mucha gente en 2062 vive en grandes estaciones espaciales y en asteroides más pequeños.

multipropiedad retro

Pero en el presente, quizás tú y tu familia, que vivís en una zona lujosa de la costa, estáis interesados ​​en celebrar el pasado, pero os habéis conformado con recuerdos horteras de Superman, sin sentiros nunca como en casa. Entonces, un día se te ocurre: ¿por qué no revivir los días de antaño? A tu familia le encantaba ver «I Love Lucy», «My Three Sons» y «Father Knows Best» cuando tu eras pequeño. Una tarde estás cambiando de canal y notas algo «raro». La familia que aparece en la pantalla parece estar utilizando un ordenador. No están recibiendo las instrucciones de una caja de televisión en la esquina o de un oficial de mando oficioso que hace doble función de niñera. ¿Qué es esta brujería? Anotas la fecha -5 de junio de 1977- y se la enseñas a tu marido después del trabajo. Él señala que han pasado casi dos años desde su aniversario de boda, ¿podría ser una señal? Al fin y al cabo, últimamente ha sido duro….

Ahora puedo decir que el arte es una tontería.

Arthur Rimbaud (1854-1891) Poeta francés.

71 / 100

PUBLICIDAD

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a direccion@zurired.es

Deja una respuesta