¿Seguirá habiendo buen cine rural español en el futuro?

Esas películas ambientadas en mundo rural ¿Seguirá habiendo buen cine rural español en el futuro?

Cuando piensas en el término cine rural te viene a la cabeza aquellos autores que pensaban que este tipo de películas eran muy similares a las que se producían en Francia e Italia. El género es popular desde los setenta, en España, y hasta los ochenta gozó de buena salud, pero ¿Qué hay del futuro? ¿Resucitará este género? ¿Habrá sitio para un nuevo cine rural? Su principal objetivo es mostrar los problemas de los agricultores, así como la crítica social. Hay algunos directores que han sabido dar continuidad a esta línea cinematográfica, como Luis García Berlanga. En cualquiera de estas películas se muestra la vida rural tal y como era, pero no tan a menudo como es hoy. Porque en la actualidad también el mundo rural goza de las nuevas tecnologías y es fácil encontrar a un agricultor con el último tractor hibrido o un cuaderno de explotacion agricola

El cine español se ha interesado por el mundo rural desde ángulos muy diversos e interesantes. Podemos hacer un rápido repaso a unas cuarenta películas ambientadas en la España actual del interior y veremos como cuentan historias sobre la despoblación, la desaparición de las viejas formas de vida y el choque cultural entre el campo y la ciudad. Una película de Sergio del Molino, por ejemplo, no es un estudio sociológico; Evita criticar la España rural. Tampoco le importa mucho el hecho de que la población rural actual sea mayor que la de hace veinticinco años. Sergio del Molino ha hecho suya la causa de la España rural y despoblada en sus últimas películas. Su autor no se ocupa de los problemas sociológicos del campo español y evita criticarlo. Tampoco le importa mucho el hecho de que, en su conjunto, la España rural tenga hoy más población que hace un cuarto de siglo.

El sur (1983)

Un padre enigmático, una madre cariñosa y una niña curiosa. Un pueblo del norte de España. La niña crece con la sospecha de que su padre guarda un secreto. Un poema contemplativo de Víctor Erice con un iluminado de Icíar Bollaín, con un guion basado en un relato de Adelaida García Morales.

Esas películas ambientadas en mundo rural ¿Seguirá habiendo buen cine rural español en el futuro?
Esas películas ambientadas en mundo rural ¿Seguirá habiendo buen cine rural español en el futuro?

Llenar los pueblos de cine ha sido, a menudo e los últimos años, el objetivo de propuestas como el de la Red «Cine grande en pequeño», una coordinadora de quince festivales y muestras que apuesta por el cine alternativo de calidad para revitalizar los entornos rurales que caracterizan al Estado español.

Festivales de cine rural en España.

Un público no acostumbrado a los festivales de cine, a veces ni siquiera a las salas o a las películas, se convierte en el protagonista de cada evento. El cine rural, ecológico y social se traslada desde las ciudades para exhibirse en pequeños pueblos y demostrar que hay otras formas de producir, distribuir y ver. Organizados por viejos y nuevos cinéfilos comprometidos con el desarrollo rural, estos festivales se convierten en una cita obligada para vecinos, cinéfilos, veraneantes, turistas -y a veces también profesionales- del calendario festivo de cada pueblo. Una red de pantallas comprometida con la descentralización y la vida rural como forma de vida alternativa.

A medida que la tecnología avanza, la gente se aleja cada vez más de la naturaleza. Sin embargo, algunas películas españolas están volviendo al campo ya un mundo rural que, como la propia sociedad, se ha ido alejando de él. Películas como Alcarrás, de Carla Simón, o As bestas, de Rodrigo Sorogoyen, son dos ejemplos de un creciente interés por los dramas asociados a los conflictos de un entorno inmerso en los dilemas morales de la cambiante sociedad actual. La ciudad, como dice uno de los personajes de Suro -la ópera prima de Mikel Gurrea que sorprendió en el certamen donostiarra-, es ya sólo un lugar para turistas. Suro gira en torno a una joven pareja que decide abandonar Barcelona para instalarse en una antigua masía para reconstruirla y explotar el bosque de alcornoques que la rodea.

En 2022 la Academia del Cine Español elegía la película «Alcarràs» (Carla Simón) para representar a España en la competición por la mejor película internacional en los Oscar. El segundo largometraje de la directora catalana Carla Simón ha sido elegido entre una terna en la que también figuraban Cinco lobitos (Alauda Ruiz de Azúa) y As bestas (Rodrigo Sorogoyen). En un acto celebrado en la sede de la Academia del Cine Español, la actriz Carmen Maura anunciaba el título elegido para competir en los Oscar del 2023.

Santa Catalina de Somosa fue el primer municipio en sentir el impacto de la crisis del coronavirus, cuando dos de sus ciudadanos enfermaron. La pareja que falta para completar el recuento, aunque viaja por trabajo, nunca salió de su tierra porque no vive en ningún sitio como allí. Antes de la crisis del coronavirus, los altos alquileres y el coste de la vida diaria, la contaminación o las dificultades para conciliar la vida laboral y personal ya habían hecho que muchas familias optaran por buscar su hogar en pequeñas ciudades o pueblos. No hay más que echar un vistazo a Twitter para leer los comentarios de los usuarios despidiéndose de la gran ciudad y ya ha habido reportajes sobre este tema en los informativos de televisión y en los periódicos.

2023 será la primera nominación de España a los Oscar, con Alcarràs como representante del país. Aunque se enfrentó a la dura competencia de As Bestas, El reino, de Rodrigo Sorogoyen, y Cinco Lobitos, el debut en la dirección de Alauda Ruiz de Azúa, La Neta informa de que la película ganó el Festival de Berlín, lo que en sí mismo es un gran logro. En sus primeras declaraciones tras el anuncio de la nominación, Carla Simón se mostró muy contenta con el buen año del cine nacional: «Nos hace mucha ilusión hacer esta carrera y le vamos a dedicar todo el cariño y tiempo del mundo. Es un honor en un año de películas tan importantes para el cine español». A pesar de su corta carrera, no es la primera vez que Simón coloca una película suya como candidata española al Oscar.

Pero volviendo a otro film, Suro, habría que añadir que no es una película de buenos y malos, sino de personas reales con las pesadas contradicciones que cualquiera de ellas conlleva. Otro de sus aspectos más interesantes es la descripción de cómo se extrae el corcho de los robles. Esta idea conecta a Suro con una tradición de películas sobre el trabajo tan intenso y violento como Casta Invencible, sobre una familia de leñadores de Oregón que se niega a ir a la huelga y se enfrenta a su sindicato por su cuenta. En esa película, Paul Newman se detenía obsesivamente en las tareas de tala de árboles; aquí Gurrea demuestra con un rigor inusual que también se preocupa por la naturaleza de ese trabajo.

74 / 100

Deja una respuesta

Previous Story

Bikini Kill: Los iconos del Riot Grrrl, otra banda de la música de NZ

Next Story

Guía Esencial del disney fastpass

Latest from BLOG