gustave

¿Más arte en el dormitorio? ¿Qué es el arte sexy?

in ACTIVIDADES PROFESIONALES Y ARTISTICAS

¿Suscitar pensamientos sexuales? Por qué necesitamos más arte en el dormitorio ¿Qué es el arte sexy?

El Instituto de Arte de Chicago es un gran lugar para visitar, especialmente si te interesa lo erótico desde el mundo del arte, una vez te has iniciado en lo sensual sin aditivos con mil eroticos es la hora de que entiendas también que el arte y el erotismo van de la mano. El museo alberga algunos ejemplos impresionantes de arte que representan la forma femenina, pero también hay un montón de piezas que muestran algo más que la piel.

Si te gusta el arte que tiene un lado sexy, tienes que ver algunas obras expuestas en el Instituto de Arte de Chicago:

1) «Venus reclinada» de Giovanni Battista Tiepolo (1757). Este cuadro es una de las muchas obras maestras de Tiepolo que se conservan en el Instituto de Arte de Chicago. Representa a Venus, la diosa romana del amor y la belleza, recostada en un sofá mientras las asistentes la abanican con plumas de pavo real. Su cuerpo desnudo resplandece bajo la luz de una fuente invisible, posiblemente el sol o la luna, mientras descansa en un suntuoso entorno rodeado de exuberante vegetación y flores.

2) «Venus dormida» de Giambattista Pittoni (1724). Este cuadro capta el momento en que Venus despierta de su sueño en el monte Ida, cerca de Troya, al que entró voluntariamente tras hacer el amor con Marte (el marido de su madre) y dar a luz.

Si, desde el arte te puedes introducir en lo erótico y en lo sexual, y si insistes en lo morboso empezarás a leer cosas como esta: «Al volver de mi cita, mi marido ya estaba en la cama. Siempre espera saber cómo han ido las cosas».

¿Suscitar pensamientos sexuales? Por qué necesitamos más arte en el dormitorio ¿Qué es el arte sexy?
¿Suscitar pensamientos sexuales? Por qué necesitamos más arte en el dormitorio ¿Qué es el arte sexy?

El arte no es sólo una cosa que se mira, es una experiencia.

Hace unos meses visité un museo de París en el que se expuso la obra de Gustave Courbet. Las obras del artista son famosas por su realismo y detalle, que conseguía utilizando una técnica llamada «en plein air», o sea, pintando al aire libre en la naturaleza. Cuando uno va a ver sus obras, se transporta en el tiempo al siglo XIX, cuando las pintó.

Pero, ¿y si pudiéramos entrar en el estudio de Courbet y ver sus cuadros en el momento de su creación? Eso es lo que ocurrió cuando probé Gustave Courbet Experience por mí mismo.
La obra es una experiencia de realidad virtual que te permite entrar en el estudio de Courbet y ser testigo de cómo el artista trabaja en una de sus obra más famosa: «El origen del mundo».

En esta escena, te acercas al propio artista mientras pintas esta increíble obra de arte. Incluso puedes verle utilizar algunas de sus herramientas favoritas, como pinceles y espátulas, mientras explica su proceso con todo detalle. Fue una experiencia increíble que me hizo sentir como si estuviera allí. Por eso y como siempre, te vuelvo a recomendar que te hagas con unas oculus u otras gafas de RV.

Gustave Courbet es el pintor francés más famoso del siglo XIX. Su obra se centra principalmente en el cuerpo femenino, y en pintar mujeres desnudas. El estudio del artista era un lugar de intensa actividad sexual, y sus sujetos eran sus amantes. De hecho, muchas de ellas también posaron para él mientras estaban embarazadas.

Cuando entres en el estudio del pintor en la realidad virtual, te transportarás en el tiempo hasta 1872, donde el artista está pintando a una de sus modelos desnudas: Louisa, que también era su amante en aquella época.

Y volvieron a mi esas frases que había leído en algún relato erótico recientemente: «Cuando llegué a casa después de la cita con el médico, mi marido estaba en la cama. Siempre quiere saber cómo han ido las cosas».

despues de mi cita

Nunca he estado más incómodo en mi vida.

Estoy en un estudio de arte, de pie frente a un cuadro que pretende parecer la vagina de una mujer. No puedo apartar los ojos de él y, sin embargo, no quiero mirarlo durante mucho tiempo porque me hace sentir como un bicho raro.

También hay otras personas aquí, artistas y críticos, y todos están tan fascinados por el cuadro como yo. No dejan de arrojarme miradas furtivas, como si también trataran de averiguar qué estoy haciendo aquí y si quizás me estoy preguntando por qué estoy mirando tanto este cuadro. Sus miradas me incomodan aún más que el cuadro.

Quiero decirles que yo tampoco sé por qué estoy aquí; que alguien me dijo que este era un buen lugar para ir si quería una experiencia erótica dentro de un estudio de arte. Pero, de nuevo, tal vez no fue cualquiera quien me lo dijo; tal vez fue alguien que sabía algo sobre este lugar. Y tal vez tenía razón después de todo…

La misma mujer que me recomendó la visita era quien me había contado la experiencia: «Al volver a casa de la cita, Jay ya está en la cama, pero está despierto. Siempre espera saber cómo fueron las cosas».

Lo erótico no es un género. Es una forma de pensar, una forma de ver.

La imaginación erótica tiene que ver con el deseo, pero también con lo que ocurre cuando conseguimos lo que queremos. En palabras de la psicoanalista Juliet Mitchell, «el acto sexual está diseñado para el clímax, pero el acto erótico puede continuar indefinidamente si no alcanza el clímax».

img psola 20190117 174642 imagenes lv terceros now apocalypse key art 515 kNJC U454184045115umH 992x558@LaVanguardia Web

En este sentido, lo erótico no consiste sólo en el sexo, sino en vivir el momento, y en saborear cada experiencia de la vida como una aventura que puede conducir a algo mejor de lo que se imaginaba. Puede decirse que la imaginación erótica es el núcleo del ser humano, o al menos lo más cercano sentido a ese núcleo.

tener una novia puta

La erótica del arte no se limita a lo que vemos en los museos o galerías. La erótica del arte también se encuentra en nuestra vida cotidiana, incluso mientras dormimos.

Cuando crecía en Cuenca durante la Transición, mis padres hicieron todo lo posible para que mis hermanas y yo aprendiéramos a apreciar el arte y la literatura. Mi madre no era especialmente buena en esto pero utilizaba su conciso amor por la lectura como herramienta para enseñarnos a leer más profundamente a nosotros mismos.

Es la primera vez que siento la necesidad de hacer un post sobre una experiencia erótica dentro de un estudio de arte. Pero anoche me sobrecogió tanto lo que pasó que no tuve más remedio que escribirlo.

The Gustave Courbet Experience es una pieza de realidad virtual que te invita a entrar en el estudio del pintor y ser testigo de su proceso creativo de primera mano. Te sientas en una silla frente a un lienzo mientras lo pintas, y puedes ver exactamente lo que él ve: las pinceladas y las elecciones de color, pero también sus pensamientos mientras se plasman en el lienzo.

gustave

Me sentí tan abrumado por esta experiencia que no pude moverme ni hablar durante algunos minutos después de que terminara. El propio artista me habló directamente a través de su cuadro: «Mi querido visitante», dijo, «has estado conmigo todo el tiempo».

69 / 100
Banner

PUBLICIDAD Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publicitaria, puedes escribirme con tu propuesta a direccion@zurired.es

Deja una respuesta