Screenshot 2616

músicos uruguayos: Martín Buscaglia

in ASI FUE

Martín Buscaglia es un cantante de interesante trayectoria. Uno de esos músicos uruguayos que representan el futuro de la música latina.

¿Conoces la canción llamada «Oda a mi bicicleta»? Martín Buscaglia habla con orgullo indisimulado, de haber sabido rodearse de una hermandad de músicos polifacéticos a los que llamó Bochamakers, los perfectos cómplices de sus aventuras musicales. Os hablaré de Martín Buscaglia como uno de los referentes de la música uruguaya, un artista que sabe que puede seguir dando cosas muy positiva al futuro de la buena música latina.

Con los Bochamakers, se presentó un miércoles y jueves en el Salón Zavala Muniz, y ese fue el día en que supe de su existencia, porque llegó a mi la entrevista que haría a uno de los medios especializados en música. Aquél día Martín Buscaglia puso el piloto automático y dió una lección sobre cómo debe ser el espectáculo.

Él dice que incluso el aspecto moral de un artista no importa, pero si cuenta el momento de la vida cotidiana para subir al escenario. «La escena -comenta- es la de las personas que están frente a ti. Es por eso que o amas a un artista o lo odias». «El yo más puro está aumentando, pero no puede vivir a este nivel de intensidad. No puedes vivir así todo el tiempo, aunque en este punto quizás eres un ninja, y estás muy concentrado y relajado. Y otro día lo resumimos todo en ON y Om, así que tenemos que subir al escenario, con estas dos posiciones simultáneas, que no se repelen».

Si, los argumentos de Martín no están exentos de algo que yo calificaría como «filosofía cuántica»… Loe entiendes, o no, pero algo te dice que sabe de lo que habla, y tiene razón…

Su camino, en la música en particular, lo ve en las capuchas. En Hugo Fattoruso, no puede evitar ser él mismo aunque toque candombe, acompañe a No Te Va Gustar o se vaya de gira por Japón para hacer alguna locura. Sintió algo nuevo por un tiempo, mientras grababa también, pero cuando toca en vivo se siente como si lo pusiera todo a prueba más a diario, como en un paseo en la música que trasciende la canción. Se nota que siente que está tocando para la música, y que en su caso, la canción es una de las herramientas que más usa, pero no es el objetivo final.

Podemos decir que no somos muy amantes de la música, que no nos importa tanto quién toca y no sé qué, pero a él le parece que la música es algo inherente a la gente, como la religión. Hay que sumergirse en la grandeza de la vida. El periodista Enrique Symns dijo una vez que el artista es una especie de chamán, que se conecta con algo supremo, llamémoslo energía.

Estas son palabras devaluadas por años de libros de texto de autoayuda, pseudo-disciplinas místicas, posmodernismo, redes sociales, que tienden al sarcasmo, el comentario irónico y la retórica. Hay mucho miedo con algunas palabras, y ellas no son responsables de nada. Cree que gusta la música, su música y supone que esta habilidad es algo que puedes sacar de ti mismo. No cree que puedas generar arte si no lo tienes dentro. Le doy la razón, los artistas que amas tienen eso, siempre.

En alguna ocasión ha comentado como con alguno de sus proyectos se adentraba en una experiencia que hipotéticamente podría cerrar todas las puertas ya abiertas. Uno de los muchos proyectos que Buscaglia definía así era un disco a dúo con Antolín, uno de los músicos más distintivos de la música popular nacional, famoso en los años inmediatamente posteriores al fin de la dictadura militar.

Screenshot 2615

El entusiasmo de Buscaglia es palpable cuando habla de aquél disco. Lo definió como un récord, una experiencia. Como si se diera cuenta de que tenía que hacerlo. Todo empezó cuando llamó a Antolín para grabar solo tres o cuatro canciones. Quería regalar estas canciones a sus amigos que son fanáticos de él. No fue para hacer algo enorme.

La idea fue creciendo hasta alcanzar un récord. Ve que Antolín tiene una locura que le hace poseer casi todo lo que debería tener un artista, y cosas de las que otros carecen, él las tiene. Aunque simplemente desordenado, es fascinante. Lo que hizo fue intentar imaginar lo que estaba escuchando en su cabeza. En lugar de perseguirlo, trató de anticiparse porque tocaba con otros músicos adictos a un aspecto de libertad que está en sus canciones.

Y aparecieron cosas de free jazz, por ejemplo. Pero no escucha el free jazz en su cabeza, sino el Clan Club. Así que intentó avanzar, no retroceder.

músicos uruguayos: Martín Buscaglia
músicos uruguayos: Martín Buscaglia

Evidentemente, hacer un disco con Antolín fue para él una experiencia muy diferente a hacerlo con Kiko Veneno. Hipotéticamente, hacer un disco con Kiko te abre muchas puertas, porque es un músico famoso en España y así lo reconoce. E hipotéticamente, hacer un disco con Antolín los cierra todos. Habrá personas a las que les guste lo que hace, y lo sabe, como que escucharán ese disco y dirán: ¡nunca lo volveré a escuchar!

Uruguay, Pepe Mujica y más cosillas…

Si, hasta Kusturika está haciendo un documental sobre él. Buscaglia no tiene un sentimiento patriótico exagerado en absoluto. La pregunta de dónde naciste y las fronteras que te rodeaban cuando naciste le parece un tanto azarosa… Cree que una singularidad que tampoco se repetirá: es él mismo. Tiene una visión humanista propia.

músicos uruguayos: Martín Buscaglia
músicos uruguayos: Martín Buscaglia

Recuerda cuando murió Spinetta, pensó: «dije, qué bien en Argentina le permitieron a alguien con música tan distorsionada, música tan opuesta, no contra ella, sino por un camino propio de las modas, hacer que pudiera vivir de lo que quería. Lo hizo, lanzó muchos discos, jugó, se dio a conocer. En Brasil pasa lo mismo con Milton Nascimento, que está muy loco con lo que hace y canta, es increíble. Y es tanto que supera la media, que lo aceptó ”.

Screenshot 2618

¿Puede estar mal? … «Obviamente siempre me equivoco, pero espero que no me salpique. En todo lo demás no confío. En unos un poco, en otros nada, pero es alguien que conoces que está haciendo campaña por un futuro mejor, que suena a: ¡Qué horrible es cuando las frases se agotan! Entonces oyes “por un futuro mejor” y eso suena a propaganda política o propaganda de Coca-Cola ”.

Y salió la ley de igualdad en el matrimonio, la ley del aborto, de la marihuana; todas las cosas que allí, que en el futuro, vistas en retrospectiva, parecerán un poco como una segunda Edad Media, en una época en la que todo eso estaba prohibido.

81 / 100
Banner

Deja una respuesta