Crítica de cine: ‘El abrazo de la serpiente’

Mil Gracias por compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrPin on Pinterest

La película está ambientada en el siglo XX, hace ahora cien años la primera parte y setenta la segunda. Verla, me ha recordado la famosa película protagonizada por Sean Connery y Lorraine Bracco, ‘Los últimos días del Edén‘ (1992). Todo gira en torno a determinada hierba curativa. Solamente que, aquí, en ‘El abrazo de la serpiente‘, el chamán –el último chamán de su pueblo– colabora con el etnobotánico en la búsqueda de la hierba curalotodo.

La otra diferencia es que la planta que persigue Connery es curativa y la de esta otra película, además de serlo, es, mira por dónde, alucinógena.El carácter alucinógeno de la hierba introduce un elemento interesante en una película filmada en blanco y negro.

En efecto, solamente aparecen en color aquellas escenas en la que alguno de los protagonistas actúa bajo el influjo de la droga alucinógena. Se ha dicho que el viaje de los científicos por el Amazonas recuerda el descrito por Joseph Conrad a lo largo del río Congo (y ya tomado prestado por Coppola para su más que memorable reactualización en ‘Apocalypse Now‘, 1979). Hay solamente un remoto parecido y, desde luego, el desenlace de la película tiene poco que ver con la novela de Conrad.

No todo viaje es iniciático, ni todo lo iniciático se sustancia con visiones apocalípticas, ni un apocalipsis es el fin de algo y el inicio de lo que sigue. No, el guionista, si lo conoce, apenas ha tenido en cuenta la novela de Conrad y con la película de Coppola no hay más similitud que los escenarios selváticos.

+ EN: Crítica de ‘El abrazo de la serpiente’ |El Cine en la Sombra

Mil Gracias por compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrPin on Pinterest

Deja un comentario