silviarita / Pixabay

ÁCIDO HIALURÓNICO: REALZAR LABIOS Y PÓMULOS

in NEWS - LO MAS NUEVO/PORTADA

A la vuelta de las vacaciones, aprovecha para hacerte un cambio a mejor, realza tus labios y pómulos con Ácido Hialurónico – ¿Que es la infiltración de ácido hialurónico en labios y pómulos?

El ácido hialurónico puede hacer destacar labios y pómulos. Compatible y polivalente, este material se usa primordialmente en la cara, mas se puede aplicar en cualquier zona del cuerpo. Para corregir las arrugas de expresión es más prioritaria la utilización del botox o bien toxina botulínica. El Ácido Hialurónico de alta densidad se usa en profundidad, como en el mentón y pómulos. El de menor densidad es para las arrugas finas.

El tratamiento se efectúa en consulta por el especialista. Se aconseja no exponerse al sol las veinticuatro-48h siguientes.

¿Qué es el ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es un gel que se aplica a través de micro-inyecciones de forma directa en la piel y contribuye a restituir el ácido hialurónico natural perdido. La rehabilitación facial con substancias de relleno es una técnica médica que va a regenerar el volumen perdido, suprime arrugas, moldea el contorno facial, reduce surcos y pliegues, aporta volumen y precisado a los labios. El ácido hialurónico lo vamos a hallar en la composición anatómica del humano, mas con el envejecimiento se pierde poco a poco y por este motivo la piel pierde lisura, aparece flacidez y la distorsión del óvalo facial.

El número, frecuencia y duración de las sesiones puede depender de múltiples factores como la edad, el sexo, el género de piel, entre otros muchos.

¿Qué beneficios aporta a la piel el tratamiento con ácido hialurónico?

El ácido hialurónico es un material que absorbe el cuerpo y vamos a precisar sesiones de mantenimiento pasados los seis y doce meses.

Los beneficios de este tratamiento

Capacidad para rellenar zonas que han perdido volumen. Deja tener un semblante más homogéneo. Puede efectuarse en cualquier instante.

¿De qué manera se aplica?

Ya antes de empezar el tratamiento es esencial tener la piel limpia y libre de maquillaje. Aplicamos crema anestésica dejando actuar unos veinte-treinta minutos. En dependencia de los efectos que se quieran lograr, vamos a poder aplicar el Ácido Hialurónico en diferentes zonas de la cara. Para conseguir un resultado inmejorable se empieza a tratar la arruga más profunda y se inyecta el resto del producto en pequeñas cantidades, superficialmente, usando la técnica lineal.

En los surcos nasogenianos moderados o bien superficiales acostumbra a bastar con inyectar a lo largo de ellos el gel. Labios y pómulos son los rellenos más pedidos. Un tratamiento global de la mirada como el precedente ofrece un rejuvenecimiento inmediato de la imagen, mas el contorno de los ojos se disputa el primer puesto de las preocupaciones estéticas. 

A partir de los treinta y cinco años, las arrugas que más les preocupan son las del conducto nasogeniano, que son consecuencia de la pérdida de volumen y descolgamiento del tercio medio de la cara. El antídoto médico a este o bien a cualquier otro inconveniente debe personalizarse en todos y cada uno de los pacientes, y es el relleno de pómulos una interesante solución para mitigar, en un paso, tanto los surcos nasogenianos como la mirada fatigada.

Antes de someterme a rellenos de ácido hialurónico

Aparte de recobrar esa «naturalidad perdida» hay otras recomendaciones que deben tenerse presentes a fin de que el retoque sea un éxito. No es preciso establecer un tiempo anterior, mas sí que es conveniente hacerlo diez o bien quince días ya antes de la data señalada en tanto que es entonces cuando empiezan a apreciarse los efectos del ácido hialurónico. Además de esto, es posible padecer ciertas molestias a lo largo de los primeros días.

No es lo común, mas, debido a las infiltraciones, pueden aparecer pequeñas rubicundeces o bien edemas, irritación, inflamación o bien hematomas que desaparecen a los días.

Así pues el ácido hialurónico es una substancia que nos deja recobrar volúmenes perdidos, redondear caras delgadas, destacar pómulos, acrecentar labios, quitar ojeras y remozar unas manos avejentadas. Nos deja tratar y prosperar arrugas faciales, como las que aparecen en torno a los labios, más conocidas por código de barras, o bien en surcos nasogenianos (líneas de expresión a los dos lados de la nariz y la boca) dándonos un aspecto de buena cara, efectuando un auténtico remodelado facial.

Esta sustancia, se halla de forma natural en nuestro organismo, singularmente en las articulaciones, los cartílagos y la piel. Una de las funciones más esenciales del ácido hialurónico es la de captar y retener agua, aportando densidad al tejido. Conforme vamos avejentando, nuestro organismo va consumiendo sus reservas y reduciendo su capacidad de producción, proporcionando a la piel una aspecto más desecado, dando sitio a la aparición de arrugas y surcos.

El ácido hialurónico usado en Medicina Estética es afín al que fabrica nuestra piel, con lo que es completamente compatible, no produce rechazos y es biodegradable con el tiempo. Esto le hace muy polivalente para cualquier tratamiento. En dependencia de la zona que precisemos tratar, utilizaremos un ácido hialurónico más espeso o más fluido.

Hoy día se emplea mucho en los procedimientos de rejuvenecimiento facial. Se inyecta en los surcos o bien comisuras de la piel a los costados de la boca, en la zona de los pómulos, en los labios, en la zona de ojeras y en la frente. Puede inyectarse solo o bien en combinación con otros productos como el botox.

Quiénes pueden inyectarse ácido hialurónico

A través de un procedimiento corto y fácil los pacientes observarán los resultados del ácido hialurónico en pómulos inmediatamente. No hay una edad para inyectarlo, puesto que siendo una sustancia natural que es parte del organismo puede usarse en cualquier instante de la vida. Esencialmente, está indicado para personas con necesidades puntuales a quienes es posible efectuar mejoras evidentes.

Producción natural

Primeramente, debemos resaltar que es un producto propio del organismo. Con este producto podemos lograr propiedades que nos asisten a tener una piel flexible, hidratada y sin marcas. El ácido hialurónico trabaja asimismo en labios, pómulos, ojos y pelo. Actúa favoreciendo el intercambio de nutrientes y como lubrificante de los ojos.

Resguarda los huesos

Esta sustancia gelatinosa que cubre los huesos y cartílagos evita que áreas como codos, rodillas y piernas sufran de dolor o bien sufrimiento causado por el desgaste.

Lubrifica las articulaciones

Lo que deja prosperar la ficción y el movimiento sin sentir dolor.

Duración del relleno

ÁCIDO HIALURÓNICO: REALZAR LABIOS Y PÓMULOS
silviarita / Pixabay

Resulta esencial resaltar que el ácido hialurónico en pómulos se degrada. O sea, tras poner el tratamiento con esta sustancia en la piel, a los 9 meses o bien por año deja de existir. Distintos factores influyen en su desempeño. Entre ellos podemos mentar la nutrición y el ejercicio, con lo que el modo de vida del paciente interviene claramente.

Efectos en un largo plazo del ácido hialurónico en pómulos

Al valorar los efectos positivos en un largo plazo de la inyección es obligatorio comentar la mejora de las ojeras y el contorno de los pómulos. Cuando se advierte que los pómulos pierden su tono, aparecen las arrugas del conducto nasogeniano y las personas se ven avejentadas. Justo en este punto aparece la ocasión precisa para someterse a un incremento de pómulos rejuvenecedor. ¿Lo mejor? Tiene un efecto completamente natural que hace lucir la piel lisa, hidratada y tonificada.

Mejoras en tu autoestima

Aparte de los beneficios a nivel físico, el efecto más perdurable es el impacto en la autoestima de los pacientes. Un pequeño cambio en el semblante puede marcar la diferencia entre el antes y el después.

Yoga facial

Hay otras técnicas que alargan los beneficios del ácido hialurónico en pómulos. El volumen de nuestros pómulos indica una apariencia juvenil, de ahí que es esencial efectuar ejercicios para este área. Realizar masajes para fortalecer no solo evita que la zona de los pómulos padezca flaccidez, sino asimismo la reduce. Ya antes de empezar el tratamiento se debe aplicar un tanto de aceite lubrificante en las manos y semblante conforme con el género de piel.

Tratamiento y comestibles con ácido hialurónico

Pensar que el secreto de la juventud está en la nutrición no es una idea disparatada. Una piel cuidada es la prioridad  e introducir las patatas niponas en el menú diario asegura que el cuerpo absorba la sustancia. Pollo, pavo y pato son parte del conjunto de comestibles rejuvenecedores, indicados para progresar la apariencia del órgano más grande del cuerpo: la piel. Al lado del colágeno, este ácido natural robustece el volumen y evita la aparición de las arrugas. Cuando de peces se trata, el salmón y el atún resaltan entre los más recomendados por su alto contenido de ácido. Espinaca, brócoli y judías verdes, aparte de su rebosante contenido de magnesio, son vegetales con una fuente enorme de la sustancia rejuvenecedora.

Se hallan libres en el mercado diferentes complementos alimenticios en presentaciones como cápsulas, tabletas y polvos. Tras consumirlas a lo largo de múltiples meses prueban una mejora integral del organismo al favorecer la piel, las uñas y el pelo. La presentación en crema o bien gel complementa el aspecto juvenil tras la inyección de ácido hialurónico en pómulos. 

Si quieres un post patrocinado en mis webs, un publireportaje, un banner o cualquier otra presencia publcitaria, puedes escribirme con tu propuesta a johnnyzuri@hotmail.com

Deja un comentario