Screenshot 68

el arte de hacer muebles y venderlos

in TIENDA
85 / 100

el arte de hacer muebles y venderlos

Toda una vida lleva aprender el arte de hacer muebles y venderlos, para los profesionales del sector. Y en estos tiempos, ya no es preciso tener una tienda física para vender muebles.

Existen múltiples opciones para vender muebles sin invertir en una tienda propia. Pero hay que tener al menos una tienda online propia. El comercio on line deja ya a miles y miles de pequeños negocios tener un mercado potencial de millones de usuarios en zonas geográficas extensas con una inversión parcialmente pequeña.

Plataformas como Shopify, Tienda Nube, WooCommerce, Prestashop y Magento ponen muy simple abrir una tienda en línea afable. El comercio digital es el que más está medrando en los últimos quince años pero no es conveniente olvidar todos y cada uno de los requerimientos y también los inconvenientes. Al cliente, no obstante, tratándose de muebles, seguimos prefiriendo verlos en la tienda física.

Podríamos mencionar muchos casos, por ejemplo el de ArtMobel, a quienes podemos encontrar online en tiendas muebles barcelona, como ejemplo de tiendas que utilizan los canales físicos así como los online para vender muebles. Y nos encontramos también con que los negocios digitales abren pequeños showrooms y aplican desprendidas políticas de devolución de productos, para competir. ¿Es o no es todo un arte el vender hoy en día?

el arte de hacer muebles y venderlos
el arte de hacer muebles y venderlos

Vender en plataformas de comercio on-line

Cientos y cientos de negocios ya venden muebles online. En Facebook y también en Instagram… Son las redes que más herramientas ofrecen a las pequeñas y medianas empresas a fin de que empujen sus ventas on line. Estas redes están sirviendo primordialmente para dar a conocer marca/productos entre un público interesante para el negocio.

Llevan tráfico a la tienda en línea y permite entablar contacto. Si no se dispone de una tienda virtual, la compra y venta se va a cerrar de forma manual. En todos y cada uno de los países hay ferias, salones y mercados profesionales donde poder exhibir y vender muebles. Las ferias profesionales más esenciales de España y América Latina acostumbran a ser anuales o bien semestrales. Los festivales y bazares, tan de tendencia ahora, son una opción para vender. 

el arte de hacer muebles y venderlos
el arte de hacer muebles y venderlos

IDEAS PARA VENDER MUEBLES CON MUCHO ARTE

Asombrar con una tienda fugaz

Esta alternativa es buena para las tiendas que se quieren dar a conocer a lo largo de unos días o bien semanas en una zona comercial. Muchas grandes marcas que tienen tiendas emplean asimismo este recurso para presentar novedades o bien asombrar con algo más creativo.

Amueblar una residencia Airbnb

Cuando charlas con los dueños y les enamoras con tu proyecto, posiblemente te dejan hacer ciertos cambios para exhibir tus muebles ahí. De este modo, cuando tus clientes te pregunten dónde pueden ver los muebles, les puedes dirigir al alojamiento que has rentado y que está abierto al público para visitar.

Amueblar restaurantes y hoteles

Estos negocios son, poco a poco más, espacios donde el diseño juega un enorme papel. Puedes ceder piezas o bien amueblar ciertas estancias a cambio de publicidad. El cliente del servicio come, toma, duerme y se lleva el mueble que le agrada.

Vender a domicilio

Quizás tienes una web y no tienes tienda física donde exhibir tus muebles. En un caso así, podrías llevar las piezas al domicilio del potencial comprador. El beneficio es que el usuario vería el mueble justo en el ambiente en el que va a tenerlo, y probablemente en el momento en que lo vea ahí ya no deseará que se vaya.

el arte de hacer muebles y venderlos
el arte de hacer muebles y venderlos

Crear un showroom privado

En la capital española hay una hermosa iniciativa en la que, una vez por año, los artistas del centro histórico abren al público las puertas de sus casas y talleres para enseñar sus creaciones. Da vida a los muebles que vendes utilizándolos tu mismo o misma y mostrándolos.

el arte de hacer muebles y venderlos
el arte de hacer muebles y venderlos

LA MADERA

Por antonomasia, este material ha tolerado el desarrollo de un cosmos inestimable de objetos que han convivido en los hogares. Lo ha hecho desplegando sus cualidades para satisfacer las necesidades prácticas y estéticas. El día de hoy, pese a que existe acceso a un sinfín de materiales sintéticos y orgánicos para generar diseño, la madera prosigue ocupando un trono inamovible.

Siempre va acompañada de una visión creativa totalmente moderna, crítica, conectada… Un conocido emprendedor siempre y en todo momento había tenido ganas de trabajar en madera, pero el hombre sentía que era muy complejo y ya era viejo. Pero algo en la energía y las condiciones para el emprendimiento que halló en Chile lo impulsó a lanzarse con sus sofás y sillones.

Lo hace todo a la medida, tratando de lograr la más alta calidad, tanto en el diseño, la fabricación y la funcionalidad del mueble. La idea es siempre y en todo momento progresar la práctica y llegar a hacer un mueble verdaderamente de alta gama. Fabrica cosas por placer personal, aguardando que después ese mueble halle un usuario.

el arte de hacer muebles y venderlos
el arte de hacer muebles y venderlos

De esta forma le resulta conveniente trabajar. El diseño es siempre y en todo momento la parte que toma más tiempo, comenzando en papel, pasando por modelado 3D, hasta la elección de los materiales. Obviamente este es de ese tipo de artistas que hacen muebles ocupando métodos modernos. Porque hacer un mueble absolutamente a mano lleva un tiempo inestimable y realmente es difícil de vender.

La máquina ayuda sin hacer que el mueble pierda lo fino. Y en el único museo en Chile sobre la madera y de sus herramientas nos orientamos del rescate patrimonial. No solo de las herramientas, sino más bien de los oficios que vinculan al humano con la madera. Del carpintero, el ebanista, el lutier, la carpintería de ribera. Tienen convenios de cooperación con universidades y también institutos.

El objetivo es que incluyan la madera en sus proyectos. Es esta una pasión tan específica, que hacerle caso y jugarse todo por ella iba a finalizar abriendo un universo tan rico y tan lleno de aristas, con pequeños, estudiantes universitarios, con apasionados por la madera y el coleccionismo, gente que le agrada la belleza, lo hermoso, y lo acogedor.

Uno de los trabajos que me encontré en Chile fue en una oficina que hacía arquitectura con madera. Consideraban esa experiencia como la introducción a un universo que se les quedó agradando, y en el que siguieron buscando formas de proseguir aprendiendo por su cuenta, trabajando de forma directa con sus manos. Ahí empezó la experimentación con muebles.

Merced a amigos, conocidos y publicaciones, brotaron los primeros encargos. Hoy algunos de los promotores trabajan en la ciudad de París en una oficina de arquitectura que se orienta sobre todo a los interiores y tiene un taller de materiales complementario, donde se experimenta con ellos. Es precisamente como proyectaban en el futuro.

El hecho de que la subsistencia no depende de hacer y vender muebles es para algunos artistas del sector una liberación. Sólo así pueden probar y llegar a niveles de detalle que pueden ser exagerados, pero que son una forma de aprendizaje.

En lo que se refiere a la producción de muebles, se valen de dar salida a pequeños encargos para poder ver si es posible producir una red de cooperación con los artesanos a los que recurre la oficina de arquitectura en la que trabaja.

Y es que si, la madera es un material considerablemente más accesible que otros. En un instante te pones a hacer cucharas de madera y ves que una de las posibilidades de un taller trabajarlo todo a mano.

Banner

Deja una respuesta